21/06/2024

«Fumar es malo para todos, pero incluso más para las personas con diabetes»,  Marck  Lewis.

Según la Organización Mundial de la Salud en el 2021 fallecieron 8 millones de personas por causas directamente relacionadas con el tabaquismo mientras que fallecieron 1,5 millones por la Diabetes Mellitus, de aquí que pensemos:

¿Es peor fumar que ser diabético?

El tabaco está implicado tanto en el proceso crónico de la aterosclerosis como en los eventos isquémicos agudos. La relación del tabaco con la arteriosclerosis es bien conocida.

El tabaquismo es una de las principales causas de elevación de los triglicéridos, los cuales aceleran el proceso de aterosclerosis y de esta forma impulsan las enfermedades cardiovasculares isquémicas como la cardiopatía isquémica (angina e infarto agudo del miocardio). Esta hipertligliceridemia es causante del empeoramiento del control glucémico, la hipertensión arterial y Enfermedad Arterial Periférica.

Descontrol glucémico: el tabaquismo reduce la sensibilidad del organismo a la insulina disminuyendo la captación periférica de la glucosa. Esto produce una hiperinsulinemia mediado principalmente por la capacidad de la nicotina para inducir un aumento sostenido en los niveles plasmáticos de hormonas que antagonizan con las funciones hipoglucemiante e hipolipemiante de la insulina.

Se lleva a cabo por distintos mecanismos que incluyen catecolaminas, cortisol y hormona de crecimiento (GH).

Hipertensión Arterial: En el endotelio vascular (capa intima de los vasos sanguíneos) se produce el óxido nítrico, esta es la sustancia vasodilatadora más potente del organismo. En los fumadores existe inflamación de esta zona con afectación de la enzima que lo produce (óxido nítrico sintasa). Si su cantidad está comprometida,  los vasos sanguíneos estarán más contraídos y aumentara la tensión arterial.

La nicotina presente en el cigarro estimula la producción de catecolamina, esta aumenta la frecuencia cardiaca y produce vasoconstricción, vía por la cual también aumenta la tensión arterial.

Enfermedad Arterial Periférica: La inflamación arterial es el mecanismo fundamental de la enfermedad cardiovascular. La disminución del calibre arterial, la mayor facilidad para la ruptura de las placas inflamatorias asociada a inflamación vascular y al estado protrombótico que acompañan a la lesión arterial, facilita la instauración de la isquemia aguda o crónica de cualquier territorio vascular del organismo.

El tabaco es un factor de riesgo de muerte súbita. Tanto en personas con coronariopatía conocida como en casos de muerte súbita inesperada. El 75% de los casos de muerte súbita debido a trombosis coronaria se dan en fumadores siendo así un importantísimo factor de riesgo prevenible para el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

El paciente diabético tiene cuatro veces más riesgo cardiovascular que el no diabético. Si a esto le sumamos los daños que ocasiona el habito de fumar tendríamos una multiplicación y aceleración de las complicaciones con una corta expectativa de vida.

El tabaquismo es un factor de riesgo independiente de la diabetes para:

  • Cáncer: boca, garganta, laringe, esófago, pulmón, estomago, riñón, colon, recto.
  • Disfunción sexual eréctil (impotencia sexual)
  • Gastritis, ulceras gástricas y duodenales.
  • Disminución de la cantidad y calidad de los espermatozoides.
  • Aumento del perímetro abdominal, la grasa visceral y el riesgo cardiovascular.

Entonces pensemos: ¿Continúo fumando?

En el siguiente artículo podrás encontrar: Dieta para perder peso incluso con presupuesto limitado. Estamos seguros te gustará.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro