16/04/2024
Visión borrosa en la diabetes

La visión borrosa en la diabetes puede ser un síntoma de complicaciones oculares más graves. Acompaña a gran parte de los millones de personas que en todo el mundo padecen esta enfermedad. En el siguiente artículo abordaremos la relación entre la visión borrosa y el control metabólico, así como las medidas preventivas y tratamientos disponibles.

Partimos del hecho de que la visión borrosa en la diabetes es consecuencia de un mal control metabólico de la enfermedad, lo que trae como consecuencia que las complicaciones de esta aparezcan de forma precoz y se desarrollen de forma acelerada.

Puede aparecer de forma aguda o por complicaciones crónicas de la diabetes.

De forma aguda puede aparecer tras días o semanas de glucemias elevadas. En esta situación se afecta directamente una estructura del ojo llamada cristalino, que funciona en forma de lente, muy similar a las cámaras fotográficas, cuya función es enfocar la imagen en la retina para que se puedan obtener imágenes claras.

Así, la hiperglucemia provoca aumento de volumen del cristalino por acumulación de agua.

Este cambio en la forma del cristalino puede afectar su capacidad para enfocar correctamente la luz en la retina, lo que resulta en una visión borrosa o desenfocada. Este fenómeno se conoce como cambio en la refracción del ojo y es común en personas con fluctuaciones importantes en los niveles de glucosa en sangre, como ocurre en la diabetes no controlada.

Por lo tanto, es importante mantener un buen control de los niveles de glucemia para mantener una visión óptima.

Generalmente tras varias semanas de un adecuado control metabólico se normaliza la visión si no existen otras complicaciones.

Son las llamadas complicaciones crónicas de la diabetes.

Retinopatía Diabética: Existe una afectación de los vasos sanguíneos de la retina dada por un aumento en la formación de nuevos vasos, los cuales tienen tendencia al sangrado y al edema. Estos cambios pueden interferir en la capacidad de la retina para enfocar correctamente, lo que resulta en visión borrosa.

Además de la Retinopatía Diabética, la visión borrosa en la diabetes también está relacionada con otros problemas oculares, como el Edema Macular Diabético, la Catarata y el Glaucoma.

El Edema Macular Diabético es una acumulación de líquido en la parte central de la retina, secundario a un aumento en el filtrado de los vasos de la retina, lo que causa visión borrosa y distorsionada.

Las Cataratas, que son la opacidad del cristalino, también son más comunes en personas con diabetes y causan visión borrosa. En este caso los altos niveles de glucosa en la sangre afectan la composición y la función de las proteínas en el cristalino, lo que lleva a su opacidad.

Por último, el Glaucoma, una enfermedad que daña el nervio óptico de forma progresiva, generalmente causado por un aumento de la presión intraocular. Esto se produce por formación de nuevos vasos sanguíneos en el iris (parte que rodea el cristalino y le da color al ojo) dificultando el flujo de líquido dentro de este órgano. También puede provocar visión borrosa si no se trata adecuadamente.

En estos casos recuperar la visión depende de cuánto hayan avanzado estas complicaciones producto de la hiperglucemia crónica y de la prontitud en la que se comenzó la terapia específica por parte del oftalmólogo.

En estos casos se utilizan técnicas como:

  • Fotocoagulación o Terapia con láser.
  • Medicamentos que inhiben el crecimiento del endotelio vascular (VEGF).
  • Cirugía para tratar de eliminar los nuevos vasos sanguíneos de la retina.
  • Uso de corticosteroides.

Para prevenir la visión borrosa asociada con la diabetes, es fundamental mantener un buen control de los niveles de glucemia. La hiperglucemia daña los vasos sanguíneos de la retina y aumentar el riesgo de desarrollar problemas oculares. Además, es importante someterse a exámenes oftalmológicos regulares para detectar cualquier problema en etapas tempranas y recibir tratamiento adecuado.

Pero también…

  • Deje de fumar: Esto disminuirá el riesgo de enfermedades oculares entre otras cosas.
  • Realice ejercicios físicos: Le ayudará en el control de la diabetes y mejora la salud de los vasos sanguíneos.
  • Tenga controlada su tensión arterial y sus niveles de colesterol: muy beneficioso para mejorar su salud ocular.

Si experimentas visión borrosa u otros cambios en la vista, es importante consultar a un oftalmólogo lo antes posible para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. No olvides que: Todo a tiempo tiene solución.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro