16/04/2024

Tejido Adiposo Blanco

El tejido adiposo blanco se localiza fundamentalmente de forma periférica formando parte del tejido celular subcutáneo, también , aunque en menor medida en la región periorbitaria, la mejilla, médula ósea, mamas y alrededor de las vísceras. Representa en personas normopesos del 20% – 25% de su peso corporal. En el siguiente artículo: El Tejido Adiposo Blanco también es un órgano Endocrino podrás aprender cosas interesantes.

La función más conocida es la de servir de almacenamiento o reservorio de energía en forma de lípidos o grasas y en algunos casos de protección mecánica.

Pero hay más que quizás no conozcas y es que el tejido adiposo blanco es un órgano endocrino, el cual produce sus propias hormonas. Estas actúan de forma local y sistémica alterando la dinámica así como el equilibrio de nuestro cuerpo.

tejido adiposo blanco endocrino

¿Cuáles son estas sustancias y cómo actúan?

Regulación del peso corporal

A través de la leptina y la adiponectina que produce, el adipocito es capaz de regular su tamaño manejando la sensación de hambre o saciedad, el metabolismo y la termogénesis según convenga.

La leptina interviene además en la maduración sexual, fertilidad y hematopoyesis.

En la adiponectina se han encontrado propiedades antiaterogénicas, antiinflamatorias (sobre los componentes celulares de la pared vascular) e insulinosensibilizantes al disminuir la producción hepática de glucosa e incrementar la beta-oxidación de los ácidos grasos.

Sistema Inmune

A través de las citoquinas (factor de necrosis tumoral alfa, interleuquina 1 y 6.) participan en la regulación de la glucosa, de los lípidos, así como del metabolismo. Además, tienen el efecto de crear un estado de inflamación crónica al estimular los componentes del sistema inmune, especialmente macrófagos y linfocitos activados, lo cual incide de forma negativa en nuestra salud.

Función Vascular

Angiotensinógeno e inhibidor del activador del plasminógeno tipo 1 (PAI-1).

Ambos se encuentran en mayor cantidad en el tejido visceral que en el subcutáneo y los mismos se incrementan en conjunto con la obesidad.

El PAI-1 tiene una fuerte correlación con la insulinemia, la hipertrigliceridemia y el índice de masa corporal.

Desde el punto de vista vascular incrementa el estado de coagulación por alteración de la fibrinólisis elevando de esta forma, de manera muy significativa, el riesgo cardiovascular. Es un factor de riesgo importante para un accidente cerebrovascular, infarto y muerte súbita.

El angiotensinógeno es el sustrato de la Renina y esta da paso a la Angiotensina. Esta última desempeña un papel importante en la retención de sodio y en el incremento de la presión arterial.

Resistencia a la insulina

La hormona Resistina es específica del tejido adiposo blanco. Sus niveles se elevan conjuntamente con este tejido y produce, como su nombre lo indica, resistencia a la acción de la insulina.

Productora de Estrógeno

Mediante la enzima Aromatasa, muy abundante en este tejido, cataliza la conversión de andrógenos a estrógenos.  

Como hemos visto, enmarcar al tejido adiposo blanco como un mero almacén de grasa y energía nos deja una visión muy limitada de lo que en realidad es. Participa regulando muchas funciones más, desde reproductivas, vasculares, inflamatorias y metabólicas hasta estimular conductas como la saciedad. Todo esto lo coloca como lo que en realidad es: nuestro mayor órgano endocrino.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro