22/06/2024
normotensión sin medicamentos

Lograr la normotensión sin medicamentos es todo un reto, pone a prueba nuestra disciplina y determinación. Con solo hacer algunos cambios en nuestra rutina diaria podemos obtener grandes beneficios en nuestra salud.

El 19 de septiembre de 2023 la Organización Mundial de la Salud dio a conocer, a través de un informe los terribles efectos de la Hipertensión Arterial a nivel global. Según este, 3 de cada 4 adultos padecen esta peligrosa enfermedad. La cantidad de personas hipertensas en apenas 30 años (1990-2019) se han duplicado, pasando de 650 millones a 1300 millones.

Lo peor del caso es que la mitad de los hipertensos (Tensión Arterial mayor de 130/90 mm Hg) no saben que lo son y que más del 75% de ellos viven en zonas geográficas con ingresos medianos y bajos. Es por ello que el tratamiento no farmacológico es de especial importancia como primer escalón en la terapia de esta enfermedad.

Lograr la normotensión sin medicamentos o de forma natural es posible.

Según la Sociedad Española de Cardiología, lograr la normotensión sin medicamentos (tratamiento no farmacológico) es posible en los casos de hipertensión ligera con modificaciones en la dieta y cambios en el estilo de vida. En los casos más severos, el tratamiento no farmacológico potencia el efecto de los fármacos e incluso disminuye la cantidad de estos. Por esta razón siempre se comienza el tratamiento para la hipertensión con medidas no farmacológicas.

Es posible lograr la normotensión sin medicamentos si tu hipertensión clasifica como Grado I: Tensión arterial sistólica que se encuentre entre 140-159 mm de Hg y Tensión arterial diastólica en el rango de 90-99 mm de Hg.

¿Cómo lograr la normotensión sin medicamentos?

Debes realizar modificaciones en tu estilo de vida, por lo que aconsejamos lo siguiente:

  • Evita la obesidad: La obesidad es uno de los factores de riesgo principales para la Hipertensión Arterial. En estudios epidemiológicos realizados se detectó que más del 50% de los hipertensos son obesos. En estas personas prima un cuadro de hiperinsulinismo asociado a la obesidad con elevación de las cifras de tensión. Se ha comprobado que cada 5 kg de peso que perdemos se disminuyen 5 mm de Hg en la presión arterial sistólica.
  • Dieta sana: Sigue la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Esta ha sido diseñada específicamente para las personas hipertensas. Disminuye la cantidad de sal en las comidas, ingiere cantidad suficiente de frutas y vegetales, estos aportan elementos minerales como el potasio, calcio y magnesio, muy importantes para el control de la hipertensión.

 Disminuye la cantidad de grasas saturadas y carbohidratos refinados como el azúcar, pues solo aportan calorías vacías, incrementan el peso corporal y hacen trabajar más al páncreas liberando mucho más insulina, lo que conlleva a una reabsorción renal incrementada de sodio y agua con descontrol de la hipertensión arterial. Por otro lado, es un factor de riesgo para desarrollar diabetes.

  • Disminuye el consumo de alcohol: Según los expertos, las bebidas alcohólicas disminuyen los efectos de los fármacos para la hipertensión. Esto sucede cuando se sobrepasan las cifras de 30 gramos diarios para los hombres y 20 gramos para las mujeres.

Aunque la ingestión en cantidades bajas puede tener ciertos beneficios cardiovasculares, el abuso de esta sustancia trae aparejado elevación de la tensión arterial unido a modificaciones del colesterol de la fracción HDL o colesterol bueno e incremento del estado aterotrombótico incrementando los casos de Enfermedad cerebro vascular y cardiovascular.

  • Ingiere suficientes minerales: Como se comentó anteriormente, la reducción de sal tiene un gran impacto en el control de la hipertensión, sobre todo en personas sensibles al sodio además de ancianos, personas de raza negra y diabéticos. Se ha comprobado que disminuyendo su consumo a 5 gramos diarios se reduce la presión arterial sistólica en 6 mm de Hg.

El potasio favorece la eliminación renal del sodio y junto con esta agua, por lo que tiene un efecto diurético leve. En estudios realizados se han encontrado niveles bajos de calcio y magnesio en los pacientes hipertensos por lo que se recomienda la ingestión de estos en la dieta.

  • No abuses del café: el consumo excesivo de cafeína produce elevación de las cifras de tensión arterial sobre todo de forma brusca con una duración de alrededor de 8 horas. A largo plazo se crea tolerancia con pérdida de este efecto.

Según laFederación de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos cantidades de cafeína en el orden de los 400 ml es segura. No obstante, si estás en descontrol esta cifra no debe superar los 200 ml o lo que es igual a 2 tazas de café al día.

De igual forma si tienes cifras altas de tensión arterial evita tomar café si vas a realizar ejercicios de fuerza como pesas o un trabajo físico intenso.

  • Elimina el hábito de fumar: la nicotina provoca un incremento de varias hormonas, entre ellas la adrenalina, la cual incrementa la frecuencia cardíaca con vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos elevando las cifras de tensión arterial que se calcula por algunos en el rango de los 20 mm de Hg. También lesiona la pared de los vasos sanguíneos (endotelio vascular), disminuyendo de esta forma la liberación del Óxido Nítrico, sustancia con gran poder vasodilatador.
  • Practica ejercicios físicos: Según la Asociación Internacional de Hipertensión Arterial, el ejercicio físico aerobio moderado como caminar, trotar, nadar o montar bicicleta 30 minutos al menos 5 días a la semana es suficiente para mejorar el endotelio vascular y con esto la salud cardiovascular. Esto por sí solo logra disminuir las cifras de tensión arterial en 8 mm de Hg.
  • Usa de técnicas de relajación: Se ha demostrado que el uso de técnicas de relajación como el yoga, la psicoterapia, ejercicios de respiración o simplemente escuchar música relajante disminuye el estrés.

Con estas técnicas se logra disminuir las llamadas hormonas contra reguladoras como las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y mejorar las cifras de tensión arterial.

Resumiendo, podemos afirmar que la normotensión sin medicamentos se puede lograr en muchos casos poniendo en práctica medidas efectivas dirigidas al cambio en el comportamiento.

Una dieta saludable, mantener el peso corporal en el rango adecuado, realizar ejercicios físicos, evitar los hábitos dañinos como el cigarro, el alcohol, el exceso de sal y la comida chatarra son algunos de los cambios necesarios para lograr el éxito en la lucha contra la hipertensión arterial.

Bibliografía consultada:

  1. Valero, R., & García Soriano, A.. (2009). Normas, consejos y clasificaciones sobre hipertensión arterial. Enfermería Global, (15) Recuperado en 25 de enero de 2024, de http://scielo.isciii.es/scielo.phpscript=sci_arttehxt&pid=S169561412009000100012&lng=es&tlng=es.
  2. Ramírez Tamayo, Cede Elizabeth. (2013). Beneficios de la prescripción del ejercicio físico en la hipertensión arterial. Correo Científico Médico, 17(2), 192-194. Recuperado en 24 de enero de 2024, dehttp://scielo.sld.cu/scielo.phpscript=sci_arttext&pid=S156043812013000200011&lng=es&tlng=es.
  3. José F. Guadalajara Boo. Jefe de Servicio Clínico. Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. Programa de Actualización contínua para Cardiología, págs. p8.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro