27/05/2024
uso correcto del glucómetro

Pixabay

Uso correcto del glucómetro.

El glucómetro, ese pequeño instrumento que hoy se ha convertido en un arma imprescindible para el control de la diabetes, merece un cuidado especial.  Además, optimizar su uso nos evita sesgos en nuestra meta final que es lograr el control metabólico. Síguenos y aprende el uso correcto del glucómetro.

 

Cómo prolongar su vida útil y sus resultados sean confiables:

  • No se debe exponer al sol ni guardarlo en lugares calurosos, su sistema electrónico se podría dañar.
  • Mantenlo limpio, sobre todo después de que se utilice.
  • Prestar especial cuidado a las pilas, fijándonos en la pantalla la señal de que están bajas. Nunca combinar una pila nueva con una usada, ambas deben ser nuevas cuando las coloques.

Para asegurar resultados confiables

  • Las tiras se deben almacenar en un lugar fresco y seco, lejos de las altas temperaturas y no se deben dejar expuestas a la intemperie. Para cada medición se debe usar una tira nueva, y en caso de que se haya manipulado incorrectamente, se debe desechar y utilizar una nueva.
  • Usar biosensores o tiras reactivas con fecha vigente (muy importante).
  • Asegúrate de que las tiras sean para tu glucómetro específico, revisa además que coincidan el código de estas con el del equipo.
  • Antes de realizar la medición, lávate y sécate bien las manos, sobre todo en el lugar de la punción.
  • Toca una gota abundante de sangre con la tira reactiva. No añadas más sangre en la tira después de la primera gota.
  • Evita tocar el micro chip (la parte que va en el glucómetro) y la zona de inmersión (en donde se deposita la gota de sangre).
  • Si estás deshidratado o tu recuento de glóbulos rojos es bajo (anemia), los resultados de la prueba pueden ser menos precisos.

Pruebas de control de calidad del glucómetro.

Prueba con una solución de control. Sigue tu procedimiento habitual de análisis de sangre, pero utiliza una solución de control líquida en lugar de sangre. Estas soluciones vienen con el glucómetro.

Usa soluciones de control cada vez que abras un nuevo envase de tiras reactivas y en forma ocasional a medida que las uses. Por lo general, también debes utilizar soluciones de control si el glucómetro se cae o siempre que obtengas resultados poco frecuentes.

Puedes comparar los resultados del laboratorio realizándote en ese mismo momento una glucemia con el glucómetro, los resultados que estén dentro del 15 % de la lectura del laboratorio se consideran exactos.

Te recomendamos nuestro siguiente artículo: Estoy orinando mucho. Descubre por qué. Seguro te gustará.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro