27/05/2024

Las complicaciones autonómicas genitourinarias se presentan con relativa frecuencia en los pacientes con diabetes. Se sabe que un 18% de las mujeres con diabetes tipo 1 y un 42% con diabetes tipo 2 presentan una disfunción sexual. Además, tienen por su anatomía un mayor riesgo de infecciones de las vías urinarias (cistitis) asociados a otros problemas de la vejiga.

Pero… ¿Por qué ocurre esto y cuáles son sus síntomas?

  • Disminuye la lubricación vaginal debido a la hiperglucemia, la cual secundariamente pudiera estar asociada a producir grados de deshidratación provocando una mayor sequedad con una relación sexual dolorosa e incómoda (dispareunia), esto a su vez disminuye el deseo sexual (libido) que puede llegar incluso al rechazo a las relaciones sexuales.
  • Alteraciones de la sensibilidad a nivel vaginal con reducción o ausencia de respuesta sexual (anorgasmia) ocasionada por la neuropatía, todo lo cual redunda en pérdida del interés sexual.
  • Disminución del riego sanguíneo y la elasticidad vaginal por alteraciones vasculares.
  • Vaginismo: contracciones vaginales dolorosas provocadas por el aumento de la sensibilidad. Su origen está ocasionado a su vez por la neuropatía y la falta de lubricación.
  • Infecciones: La hiperglucemia es la responsable directa de que el número de infecciones vaginales aumente. Suelen ir acompañadas de un olor desagradable, provocando en la mujer sensación de falta de limpieza e incomodad.

Aquí te dejamos algunos consejos para disminuir estos síntomas y lograr una vida sexual más placentera:

  • Para conseguir una relación sexual saludable la comunicación con la pareja es fundamental, expresando sentimientos y necesidades, promoviendo la cercanía en el plano emocional lo cual ayudará posteriormente en la relación física.
  • Mantén un adecuado control glucémico.
  • Usa lubricante en caso de resequedad vaginal.
  • Realiza ejercicios físicos con regularidad, esto te mejorará anímicamente gracias a la liberación de endorfinas.
  • Evita hábitos tóxicos como el cigarro y el alcohol.
  • Reduce tus niveles de estrés, puedes apoyarte usando técnicas de relajación.
  • Utiliza estrógenos vaginales: mejoran la tonicidad y elasticidad del músculo pélvico alrededor de la vagina. Aumenta el flujo sanguíneo en la zona y mejora su lubricación. Tienen una eficacia limitada y puede requerir de un control estrecho por parte del médico.

En ningún caso debe sentirse vergüenza por sufrir algún tipo de disfunción sexual solo debemos buscar ayuda especializada (Endocrinólogo).

Lee nuestro próximo artículo: ¿Por qué tengo espuma en la orina? Seguro te gustará.

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro