27/05/2024

La ateroesclerosis es una afección crónica de los vasos sanguíneos en la cual aparece una acumulación de grasa en forma de placas que se pegan a la parte interior de las arterias dificultando el paso de la sangre y endureciéndolas. Estas son las llamadas placas de ateroma. Descubre en el siguiente artículo como se forman dichas placas y que puedes hacer para frenar su aparición.

Las enfermedades cardiovasculares son hoy la principal causa de muerte en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren aproximadamente 17.5 millones de personas por esta causa.La aterosclerosis es considerada como la base fisiopatológica de la mayoría de estas enfermedades.

La placa de ateroma.

La placa de ateroma es el componente principal de la enfermedad ateroesclerótica. Estas al acumularse en el interior de los vasos sanguíneos producen estrechamiento de su luz con disminución de la irrigación o del paso de la sangre.

A medida que se van estrechando las arterias por la acumulación progresiva de placas se va dificultando la circulación de la sangre. En dependencia de los vasos más afectados puede aparecer: cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular o la enfermedad arterial periférica.

Cuando se desprende alguna placa de ateroma puede producir una oclusión de algún vaso sanguíneo. En dependencia del vaso ocluido se podrán presentar complicaciones como: infarto agudo del miocardio o enfermedad cerebrovascular isquémica.

¿Cómo se produce?

Todo comienza cuando ingerimos alimentos ricos en grasas saturadas como por ejemplo: la mantequilla, los embutidos, las vísceras, mariscos, pasteles, salchichas entre otros alimentos ricos en colesterol, sobre todo el de baja densidad o colesterol LDL, también llamado colesterol malo.

Este colesterol “malo” o fracción LDL es el principal responsable de la formación de la placa de ateroma. Ya en la sangre se adhiere al interior de los vasos sanguíneos, llamado endotelio vascular y de ahí pasa al interior de su pared celular.

Una vez dentro, acuden al sitio los glóbulos blancos (monocitos), que se convierten en macrófagos (glóbulos blancos especializados en digerir y destruir elementos celulares).

Normalmente estos macrófagos son suficientes para eliminar el colesterol LDL que ha entrado a la pared celular. Cuando este colesterol se encuentra muy incrementado estos macrófagos se vuelven incapaces de digerir toda esta grasa y literalmente “explotan” liberando toda la grasa que contienen dentro dando paso a las llamadas células espumosas.

Entonces aparece la placa de ateroma, la cual está formada por macrófagos muertos, colesterol, triglicéridos y ácidos grasos.

En el área en que se ubica la placa se produce una lesión, esta en ocasiones sangra dando lugar a la formación de trombos, otras veces se desprenden pequeños fragmentos de la placa. En ambos casos pueden ocluir algunos vasos y con ello reducir el flujo de sangre y oxígeno.

¿Qué hacer para disminuir la formación de la placa de ateroma?

Para lograr este objetivo debemos disminuir los niveles de colesterol “malo” (LDL) e incrementar el colesterol “bueno”. Esto lo lograrás de la siguiente forma:

  • Mantén una dieta adecuada: disminuye al máximo los alimentos que contengan grasa animal, pues las grasas saturadas son ricas en colesterol LDL. Entre estas tenemos: mantequilla, margarina, embutidos, vísceras, mariscos, lácteos sin desgrasar, carnes rojas, etc…

Come pescado y otros alimentos ricos en omega3.

Utiliza siempre aceites vegetales, mucho mejor si es de oliva o canola.

Al freír bájale la llama al fogón evitando que produzca humo (punto de humo), pues este deteriora la calidad de los aceites haciéndolos más propensos a la formación de placas de ateroma.

No utilices aceites recalentados.

Incrementa el consumo de vegetales. Por su alto contenido en fibra disminuye la absorción intestinal del colesterol.

  • Incrementa el ejercicio físico: para muchos estudiosos es una forma potente de incrementar el colesterol “bueno” o HDL.
  • Evita la obesidad: La obesidad incrementa el riesgo de hipercolesterolemia e hipertligliceridemia así como de diabetes mellitus tipo 2.
  •  Controla la hipertensión Arterial: la hipertensión arterial tiene un impacto negativo en el aparato cardiovascular pero específicamente daña mucho al endotelio capilar (capa intima de los vasos sanguíneos) pudiendo incrementar el sangrado o el desprendimiento de un fragmento de una placa de ateroma.
  • Evita el hábito de fumar: el tabaquismo daña al endotelio capilar, provoca hipertensión arterial e incrementa los niveles de colesterol LDL.

A modo de resumen debes saber que la placa de ateroma, producto de la aparición y desarrollo de la aterosclerosis es la base sobre la cual descansan la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, las que representan hoy la primera causa de muerte a nivel mundial.

Sin embargo, el 80% de estas enfermedades pueden ser prevenibles con estilos de vida saludables y un adecuado control de las patologías de base.

Nuestro siguiente artículo: Antihipertensivos al acostarse. Tu mejor opción. Seguro te gustará.

Únete a nuestro Canal en Telegram

5 comentarios en «Qué es la placa de ateroma y cómo reducir su formación.»

  1. Yo soy una señora de 68 años, tengo colesterol desde los veinte años. Actualmente me encuentro cansada, a veces me duele todo el cuerpo, y para mi desgracia el cardiologo me dijo que tengo la mitral llena de calcio y que no hay cirugía para remediar este problema , estoy con estatinas, no fumo, no como carnes, ni grasas, me cuido mucho y no veo que me siente mejor… e ignoro que puedo hacer más. Por favor aconséjeme . Gracias

    1. Hola Manuela.
      Tener el colesterol elevado durante tanto tiempo es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares, especialmente para la Enfermedad Arterial periférica. Se forman placas de ateromas en el interior de los vasos sanguíneos que obstruyen la circulación. Esto contribuye a que te duelan sobre todo las extremidades y más ante esfuerzos físicos. Te recomiendo no dejar de utilizar las estatinas, pues estas estabilizan y disminuyen la formación de estas placas de ateromas. Por otro lado, es importante mantener controladas las cifras de tensión arterial (por debajo de 130/80 mm Hg). Come muy bajo de sal, evita las grasas saturadas (grasa animal), acércate lo más que puedas a tu peso ideal y camina todos los días un poco, al ritmo y la distancia que te sientas bien y no te de dolor, esto es muy importante.
      Gracias por escribirnos y espero que te mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro