27/05/2024

Pixabay

El amor, ese pderoso estado emocional que tantas sensaciones positivas nos brinda y del cual nadie escapa a menudo nos despierta muchas interrogantes. Una muy frecuente es: el enamoramiento en el hombre, ¿cuánto dura? Descúbrelo en el siguiente artículo.

Cuando nos referimos al hombre lo hacemos como especie y no como sexo, aunque este último también tiene sus particularidades.

Existe dos etapas: el enamoramiento y el amor.

La etapa de enamoramiento

Comienza en la corteza cerebral desde donde se involucra al sistema endocrino originando cambios bioquímicos que culmina con la abundante secreción de dopamina por parte del hipotálamo.

Este neurotransmisor es el responsable de la sensación tipo opioide de bienestar, relajación y felicidad sublime.

Aquí hay un elemento fundamental y es que la dopamina disminuye el funcionamiento del área prefrontal, la cual es la encargada del razonamiento lógico.

Tenemos entonces la respuesta a por qué el amor es “ciego”. En esta etapa no vemos las cosas negativas ni los defectos de la persona amada por más evidente que sean y que nos lo digan. Esto se debe a la cantidad de dopamina que se está liberando.

Este proceso puede durar entre seis meses a tres años en las mujeres y hasta seis meses en los hombres. Esta diferencia radica en que los estrógenos u hormonas femeninas favorecen el incremento de ciertas áreas cerebrales como: el hipocampo y la corteza prefrontal, lo que las hace más propensas a generar recuerdos, memorias y fechas. Esto le da ventaja al hombre al tener que terminar una relación.

La etapa de amor

Esta se pone de manifiesto una vez que la dopamina comienza a disminuir y se “libera“ el área prefrontal. Ahora podemos tener un poco más de conciencia de quién es realmente la persona con la que compartimos nuestros momentos de intimidad.

Aquí nos vemos en una encrucijada: la rechazamos porque no es buena o la amamos más. Esto último incrementa los niveles de oxitocina, lo cual refuerza los lazos afectivos en la pareja.

La oxitocina participa en otros procesos como el parto, la lactancia materna y las relaciones sexuales. Todo actúa reforzando conexiones neuronales establecidas sobre la base del respeto, la comprensión y una adecuada comunicación. Garantizando así en la mayoría de los casos el papel protagónico del amor.

Te recomendamos nuestro próximo artículo: ¿El hígado se regenera?. El secreto de Prometeo. Seguro te gustará. 

Síguenos en Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro